Lejos y cerca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cada árbol, parece  tan cercano.

Cada brisa inunda mi cara.

Cada montaña se siente libre.

Carnes calientes envueltas en  lana.

R

Cada noche anuncia una mañana.

Mujeres de pieles rosadas.

Naturaleza cuidada y respetada.

Refugio sin orillas lejanas.

r

Cada año recuerdo la estancia.

Sin mucho espacio en esa cabaña.

Deseando que fueras tú

el que volvía en esa barca.

R

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s